Sobrevivir en la era postinformática

teclado-pc

Las tiendas de informática

Los que ya tenemos cierta edad recordamos la ubicuidad de las tiendas de informática a finales de los 90 y principios del nuevo milenio. En poblaciones pequeñas había una o dos tiendas de informática, mientras que en pequeñas ciudades había grandes superficies y calles temáticas donde podías pasarte media mañana preguntando en diferentes tiendas por un presupuesto para un nuevo PC.

Siempre estuve dedicado a la informática. Desde tiendas especializadas en consumibles hasta servicio técnico para grandes administraciones, pasando por la venta pura y dura de ordenadores, los últimos 30 años estuve ligado a una actividad cuyo destino parece emular al Titanic.

Ahora haces un recorrido por las ciudades y solo encontrarás alguna que otra tienda de informática en la periferia, donde los alquileres son más baratos. La mayoría ha desaparecido y con ello miles de puestos de trabajo.

El ciclo informático

Cada mercado y cada sector tiene un ciclo de vida. Como le ocurre a cualquier ser vivo. Primero el nacimiento, donde un tenue destello se convierte cada vez más en una estrella. Luego viene el crecimiento. En sectores con un desarrollo tan explosivo como el informático se montaron tiendas a un ritmo vertiginoso.

A la etapa de crecimiento le siguió un periodo de maduración. En cualquier otro sector el periodo de maduración suele ser prolongado, de varias décadas. En el sector tecnológico, donde todo gira cada vez más rápido, el ciclo correspondiente a la maduración fue breve. Finalmente vino el declive. Y este fue rápido. Abrupto.

La causa del hundimiento informático

Es verdad que el declive informático coincidió con la crisis económica que disminuyó el consumo y la inversión. Pero no nos engañemos. Esta ya era una muerte anunciada. La gente gastaba cada vez menos tiempo delante de un ordenador y más con el móvil y la tableta en la mano. En muchos hogares donde antes era imprescindible un PC para conectarse a internet, ahora pasaban semanas sin que lo arrancasen. A menos uso, menos averías. Y menos necesidad de servicio.

No menos importante fue un cambio en las preferencias de consumo. Las grandes superficies y cadenas de retail de electrónica vendían ordenadores con una configuración ya cerrada y precios con los que los pequeños establecimientos no podían competir.

Como sobrevivir al hundimiento del PC

Es posible que la gente utilice menos o nada los ordenadores. Es posible que los que nos dedicamos a la informática no tenemos nada que hacer frente a las ventajas competitivas que tienen las grandes superficies. Es posible que los equipos que se venden sean cada vez más de usar y tirar, con lo que no necesitan ni reparaciones ni ampliaciones.

Pero hay algo que permanece inmutable. Cada vez estamos más rodeados de tecnología. Y, aunque los móviles y ordenadores ya no necesitan tanta asistencia como antes, continuamente se generan nuevos nichos donde es necesario el concurso de un asesor. Hablo de servicios de digitalización de documentos, de seguridad contra hackers, de instalación y configuración de equipos cada vez más sofisticados en nichos de mercado como expositores de retail, terminales punto de venta inalámbricos,etc.

El futuro del PC

El futuro del PC no existe. Más vale irnos mentalizándonos. El futuro está donde siempre ha estado. En el servicio. Y los que nos dedicamos a esto tenemos que reciclarnos. Dejar el viejo PC a un lado y buscar alguna actividad que requiera tecnología y alguien que se ocupe de ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *